sábado, 10 de enero de 2009

ODA A UNA MUJER



Traté de escribir la más bonita poesía para poder regalarte, y en mi folio únicamente escribí tu nombre.
Quise componer la más bella canción que poder ofrecerte, y en mi mente escuche tan sólo tu voz.
Busqué entre millones de fotografías y maravillas el más hermoso paisaje que con mis manos pudiera dibujar, y mi lápiz dibujo tu cuerpo.
Pensé en un regalo digno de ti, y solo pude darte la llave de mi corazón.
Esa noche miré al cielo, y en él, millones de estrellas, tan cercanas que mis manos pudieran alcanzarlas, aunque mi ánima comprenda la empresa inútil que intento alcanzar.
Así serás tu.

3 comentarios:

Edith Brel dijo...

Con esto que escribiste conquistas a cualquier mujer que te propongas conseguir. ;) jaja

Besos,
Edith Brel.

Romu dijo...

para conquistar a cualquier mujer no existen palabras suficientemente bellas...tan solo una aproximación hacia lo que podría ser.
Jeje
Besos.

mar dijo...

Sigo perdiendome en tus letras...
espero no te importe.
Preciosa declaracion de amor.
Un besito y una estrella.
Mar