martes, 13 de enero de 2009

Escalando el cielo

La serenidad invade mi alma.
El silencio creador de sueños ahoga mi mente creando un sinfín de sentimientos imposibles de describir. Permanezco quieto, la paz conquista mi espíritu una y otra vez. Las aves sobrevuelan el cielo, extendiendo sus alas y agitando mis oídos con su batir. Y por fin con la parsimonia propia del tiempo, llego hasta arriba, escalo el cielo.
Bajo mis pies la inmensa altura, la leyenda del vacío sobre mi. Quiero saltar.
La inmensidad de nubes pernoctan a mis pies, alabando el logro que acabo de conseguir. Es así, y solo así, cuando creo haber muerto para instantes después volver a renacer.
Sigo caminando por senderos que espero volver a caminar. Las huellas del pasado, del presente y las que yo dejo a cada paso formaran parte de la húmeda tierra enmudecida por el frío invernal.
Y lo que el cielo me ofrece es regalo sin igual, la imagen perfecta de la madre natura en su estado puro. Contemplo el mar de nubes que avanza con tesón debajo de mi.
Quiero fundirme con esas nubes, quiero nadar entre ellas, y quiero formar parte de ese mar.
En la lejanía el sol atardece otorgando los colores rojo y naranja formando millones de esculturas en el cielo que un día escale. Y sigo descendiendo, mi vida poco importa, porque pronto formaré parte de la inmensidad de la plenitud de la beldad.Una última imagen nace de mis ojos. Toda la belleza imposible de describir en los millones de letras que comporta el lenguaje. Me hubiera gustado compartirlo contigo, mi amor.

4 comentarios:

Teresa dijo...

Hermosa descripción del paisaje. La contemplación de la naturaleza, es cierto que infunde serenidad al alma, aunque en tu relato tenga una pincelada de tristeza por la ausencia que citas al final.

Gracias por tu visita a mi blog.

Un saludo
Teresa

Romu dijo...

Gracias a ti por tu comentario. Me gusta como escribes en tu blog, me parece muy bonito tu forma de redactar.
Esa pincelada de tristeza es el leve matiz que entre las cosas más hermosas que pudiera ver, siempre existe algo todavia más bonito que eso...aunque sea complicado...en ese caso, ella o sus ojos verdes (aunque no esté dentro del texto).
Un saludo!!!

© Lilium - Lilith dijo...

Es precioso tu blog, me encantó realmente.

Un beso, y te seguiré visitando.

mar dijo...

Seguro que si hubiera podido compartir ese amor estas letras contigo estariais sumergidos entre esas nubes de esperanzas y sueños fundiendo vuestro amor entre nubes de algodon.
Un besito y una estrella.
Mar